Exterior
1

Acusan a exdelegado del IMSS en SLP de proteger a funcionario acosador

2 abril, 2018
246 Vistas
0 Comentarios
7 minutes read
Acusan a exdelegado del IMSS en SLP de proteger a funcionario acosador

San Luis Potosí.- Al Director Jurídico en la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social de San Luis Potosí, Raúl Mario Beltrán Flores, se le acreditó el acoso sexual contra una ex empleada, a quien le pedía “agradecerle” por haberle otorgado una plaza en esa institución, en cuyo caso el ex delegado, José Sigona Torres, abogó por el transgresor y éste fue sancionado con el descuento de cinco días en vez de haber sido cesado, aseveró la víctima.

La afectada proporcionó a un medio de comunicación de aquella entidad el audio de una reunión de trabajo con empleados asignados a ofrecer información a derechohabientes en clinicas y hospitales, durante el cual el funcionario (esposo de la Juez de Control, Dora Irma Carrizales Gallegos), se ufanó: “A mí no me importa el reglamento; si alguien viola los derechos humanos aquí, en este instituto, soy yo”.

“Vámonos al hotel, ¿qué dices? A mí me gusta el cuarto con jacuzzi. ¿Y tu pareja te complace bien? Cuéntame… ¿qué es lo que más te gusta hacer o que te hagan?”, acosaba el agresor a la empleada que él mismo despidió del Seguro Social.

Agotado el procedimiento interno en el IMSS, a Beltrán Flores le descontaron cinco días de salario como castigo, medida que la agraviada catalogó como “una burla” e interpuso el pasado 1 de marzo una queja en la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la Secretaría de la Función Pública y otras instancias.

En entrevista, la afectada relató que desde el año 2015 el Director Jurídico “me estuvo acosando, diciéndome que le tenía que agradecer que me había dado mi plaza; diciéndome vamos a tal hotel, yo pago, me gusta tal cuarto. Hace ocho meses me lo decía dos o tres veces por semana; yo le decía: “¡No es no!”. “Y entonces empezó con el acoso laboral”, añadió.

Como responsable del área jurídica del IMSS, precisó, Beltrán Flores no tiene facultades para asignar plazas, “pero allí todo está mal manejado; tú me caes bien ten una o tú me puedes hacer un favor…, así las otorgan”.

Refirió que su agresor arguye que han pasado años del acoso y que hasta hace unos meses fue denunciado. “¿Cómo es posible que hasta ahorita se queje? ¿Cómo es posible tanto tiempo en silencio por 5 mil pesos quincenales? ¿Eso es lo que cuesta su dignidad o qué?”, cuestiona en su defensa.

La víctima soportó años sin denunciarlo “porque uno necesita el trabajo”, justificó

“Te lo dicen, te molesta, pero tienes trabajo. Tratas de no meterte con nadie, de tener todo al cien y si te quedas de ocho de la mañana a las ocho de la noche te aguantas. Yo pensaba que en algún momento se iba a detener o fijar su vista en otro lado pero no, hasta que me sacó de allí”, abundó.

¿Quería que le agradecieras a su modo?
Me decía: “Yo te di la plaza y tú de algun modo me tienes que agradecer”. “Yo pensaba con una loción, una botella de vino u otra cosa, pero me dijo que no”.
¿Habrá quien sí le agradece?
Tiene como a cinco que le siguen “agradeciendo”; hay que tener dignidad, el señor es casado. Ojala el cambio de delegado pudiera servir de algo, confió.

SIGONA TORRES ABOGÓ POR EL AGRESOR

La víctima aseguró que su caso no es el único. “Hay varios; el señor hace lo que se le antoja y me enteré que el ex delegado (José Sigona Torres) fue a México a hablar con la coordinación laboral, que fue donde metí la queja, a abogar por él porque la sanción hubiera sido más grave”.

Dijo que a Sigona Torres y Beltrán Flores los une el “compadrazgo” y por ende “se tapan uno a otro los malos manejos”.

La afectada se mostró dispuesta a revelar su identidad. “Mi nombre como quiera, ya perdí mi trabajo y no puedo perder más”.

¿A él le descuentan cinco días de salario y a usted la despiden?
Me sacaron mi renuncia; él estaba buscando cualquier cosa, una falta de ortografía o cualquier otra. Un día, el primero de septiembre de 2017, llegué y no me dejó entrar a mi trabajo; me dijo que yo tenía mi renuncia firmada y que hiciera lo que quisiera.
¿Presentó demanda por despido injustificado?
Sí, ante la Junta Federal.
A la fecha la ofendida únicamente ha recibido una llamada telefónica de una persona del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y sigue en espera de obtener copia certificada de la resolución del IMSS que acredita la sanción. Aparte solicitará al Seguro Social todo el expediente de su caso por medio del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública.

FUENTE: Astrolabio Digital

Los comentarios están cerrados.