200_x_600_px_Dengue
Nacional
Like

Investigan muerte de 9 bebés en hospital de Morelos

11 julio, 2018
162 Vistas
0 Comentarios
5 minutes read
Investigan muerte de 9 bebés en hospital de Morelos

Cuernavaca.- La Unidad de Cuidados Especiales Neonatales (Unicen) del Hospital General de Cuernavaca está intervenida por personal de la Dirección General de Epidemiología federal, para conocer las causas que provocaron la defunción de nueve bebés recién nacidos la semana antepasada, cuatro de ellos presuntamente por una bacteria llamada Klebsiella, que se encuentra en hospitales y es resistente a los antibióticos.

A petición de la Secretaría de Salud, la comisión de epidemiología federal trabaja desde el jueves pasado luego del reporte de los bebés fallecidos en el Hospital General José G. Parres, donde nacen, en promedio, 400 bebés al mes, según el reporte oficial.

Las defunciones fueron denunciadas por madres de familia de los municipios de Cuernavaca, Jiutepec y Temixco. De acuerdo con sus testimonios, la última semana de junio y la primera de julio se registraron aproximadamente 10 muertes de recién nacidos, uno más que la cifra oficial.

En tanto, personal médico del hospital indicó que fueron 15 defunciones, pero la secretaria de Salud del estado, Ángela Patricia Mora González, aclaró que fueron nueve defunciones y que a partir del miércoles pasado no tiene reportes de nuevos fallecimientos, lo que indica que pasó el máximo riesgo.

“Se reportó la defunción de tres bebitos, dos de ellos gemelos, y otra de un bebé (…) Uno de los bebés fallecidos tenía 32 semanas de gestación, otro 33, y los gemelos tenían 27 semanas de gestación, cuando lo regular son 40 semanas.

“Uno de los bebés había tenido una hemorragia cerebral y otro, uno de los de 27 semanas, un problema respiratorio”, explicó Mora González.

Otros cinco niños, reconoció Mora González, fallecieron por cardiopatías y malformaciones incompatibles con la vida, y los únicos que supuestamente fallecieron por una ‘sepsis’ o septicemia (determinadas infecciones, por lo general adquiridas en el hospital), son cuatro.

Ven negligencia.

Patricia Aguirre, madre de los gemelos, contó que al tener a sus hijos a las 27 semanas, requerían antibióticos, y a los primeros días mejoraron, pero más adelante el niño presentó una tonalidad morada en el rostro y falleció el 28 de junio, por lo que acusó negligencia médica.

“El jueves 28 de junio murió mi niño. Al otro día muere el bebé de una compañera, y al otro día durante la madrugada fallecen otros dos; el domingo mueren otros dos, y el lunes muere mi niña y más tarde otro bebé”, denunció Aguirre.

Recordó que el jueves, cuando los médicos le informaron que el niño estaba mal, entró a verlo y tenía la cara morada y en algunas partes de su cuerpo se veía pálido aunque, según dijeron los médicos, ya había mejorado. Ese día murió, lamentó Patricia.

La secretaria de Salud aseguró que desde las dos primeras defunciones extremaron precauciones y notificaron a la Dirección General de Epidemiología federal, y desde el jueves trabaja un equipo de epidemiólogos y neonatólogos, que revisan los protocolos que sigue el hospital y si hay una condición que debe ser intervenida.

Mora González reconoció que por ahora no puede asegurar ni descartar las causas que provocaron la muerte de los bebés y propuso esperar el resultado de la investigación federal que se da a conocer hoy.

Las cifras oficiales indican que en el José G. Parres nacen los bebés con más complicaciones en todo el estado, y ahí se encuentra la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales  , que tiene 14 camas, así como un área de pediatría.

“Alrededor de 10% de los bebés que nacen en el hospital Parres vienen con algún tipo de complicaciones de manera permanente. Al año nacen entre 4 mil y 4 mil 500 en ese hospital, y también su personal está más capacitado, cuenta con más equipo y medicamentos”, armó Mora González.

El Universal

Los comentarios están cerrados.