Dueño de TV Azteca pide no temer al COVID-19 y seguir trabajando

Cd. México.- Con motivo de los 114 años de la fundación de Grupo Salinas, el empresario Ricardo Salinas Pliego hizo un llamado a dejar a un lado el miedo por el Covid-19 y a seguir trabajando.

Ante el cuerpo directivo de su empresa, el también miembro del consejo asesor del presidente Andrés Manuel López Obrador añadió: “Nos han metido a todos el miedo a morir por el Covid-19… Este virus existe, sin duda, pero no es de alta letalidad”.

Como van las cosas, prosiguió, “parece que no moriremos por coronavirus, pero sí vamos a morir de hambre”.

Incluso, avizoró un “tsunami de destrucción del empleo” y consideró que “dentro de poco tiempo se desatará la delincuencia, la rapiña y el caos”.

Por tal razón, Salinas Pliego anunció que las empresas de Grupo Salinas seguirán dando servicio durante las medidas sanitarias impuestas para frenar los contagios de coronavirus.

“Estamos en un momento decisivo, en el que debemos elegir entre el miedo y la razón. Sabemos que el miedo es muy mal consejero; en cambio, la razón nos dice que la vida debe continuar. La decisión de frenar la marcha de un país no produce nada positivo, sobre todo cuando se basa en el miedo, en una falsa premisa: que el Covid-19 significa muerte.

“La razón nos dice que, en la enorme mayoría de los casos, aunque su ritmo de contagio es alto, la enfermedad no presenta síntomas o lo hace de manera muy leve; también sabemos que no es de alta letalidad”, puntualizó.

Además, sostuvo que el miedo nos conduce al aislamiento, mientras que la razón nos impulsa a tomar decisiones con base en datos reales y a seguir trabajando para los millones de mexicanos que cuentan con nosotros.

“No dejaremos que el miedo nos domine; con la razón de nuestro lado en @GrupoSalinas juntos vamos a salir adelante. Sostendremos los empleos y el tejido social para mantener los sueños y las vidas de millones de personas. Nuestra estrategia de lucha y trabajo es sostenible”, reiteró.

Por supuesto, añadió, debemos cuidar nuestra salud, en especial de quienes más lo necesitan frente a esta enfermedad. A partir de hoy, trabajarán desde su casa quienes así lo requieran: mayores de 65 años de edad, mujeres embarazadas o en lactancia, personas con discapacidad, con enfermedades crónicas no transmisibles y con algún padecimiento o tratamiento que les genere supresión del sistema inmunológico.

Print Friendly, PDF & Email