Exterior
Like

El empleado y clienta de Walmart que ayudaron a más de 100 personas en tiroteo

6 agosto, 2019
163 Vistas
0 Comentarios
6 minutes read
El empleado y clienta de Walmart que ayudaron a más de 100 personas en tiroteo

El Paso, Tx.- Cuando se escucharon disparos en un Walmart de El Paso, Gilbert Serna gritó a todos que lo siguieran.

Dijo que llevó a casi 100 personas fuera de la tienda a un lugar seguro antes de regresar al estacionamiento para ayudar a otros.

“Tenía miedo, no voy a mentir, pero no estaba pensando en mi propia seguridad. Estaba pensando en la seguridad de todos los demás”, dijo Serna a CNN el lunes.

Padre de dos hijos, Serna ha trabajado en esta tienda Walmart durante casi 19 años. Estaba parado cerca de la parte trasera de la tienda el sábado cuando escuchó un “código marrón” anunciado por la radio de dos bandas. Le llevó un momento darse cuenta de lo que eso significaba: tirador activo.

Segundos después, escuchó disparos.

Inmediatamente, el hombre de 36 años hizo una señal a los clientes y compañeros de trabajo para que lo siguieran a la trastienda del local. En esa habitación, Serna localizó la salida de incendios y condujo al grupo fuera del edificio.

“Estábamos a la intemperie”, dijo Serna. “Abrí los contenedores de envío y les dije a todos que entraran”.

Walmart confirmó que Serna es su empleado y un portavoz de la empresa dijo que estaban al tanto de su acto heroico.

En lugar de quedarse con ellos de manera segura dentro de los contenedores, Serna cerró la puerta y fue a ver a más personas que necesitaban escapar.

Ahí fue cuando Serna se dio cuenta: no se trataba de una disputa familiar, sino de un tiroteo masivo.

Él caminó por el costado del edificio e inmediatamente notó que otras personas estaban en el estacionamiento, entre ellas 6 o más miembros de un equipo de fútbol femenino que estaban recaudando fondos frente al Walmart.

Serna llevó a las personas al Sam’s Club de al lado y les dijo que esperaran a la policía.

Mientras Serna guiaba a las personas hacia una zona segura en la parte trasera de la tienda, otra persona intervino para ayudar a los demás. Serna no lo sabía en ese momento, pero un cliente habitual que él conocía estaba ayudando a la gente en otras partes de la tienda.

Después de escuchar tres disparos y ver al menos a cinco personas sangrando en el piso, Adria González jaló a su madre por la blusa y llegó a un área de almacenamiento en el Walmart.

González y su madre estaban comprando víveres y algunos útiles escolares que planeaban donar esta semana. Estaban caminando cerca del mostrador de carne cuando comenzó el tiroteo, dijo ella.

La maestra asistente se quitó su sombrero rosa y comenzó a agitarlo hacia las personas cercanas, señalando una salida, dijo González a CNN el sábado.

“Let’s go, let’s go. Vamos, vamos”, dijo la mujer de 37 años en inglés y español. “Vámonos”.

Cerca de 40 personas la siguieron al área de almacenamiento cerca del mostrador de carne, donde esperaron en silencio. Esperaron hasta que ya no pudieron oír ningún disparo.

Minutos después, los disparos se detuvieron. El grupo corrió mientras salían del edificio.

Los empleados de Walmart estaban allí tratando de ayudar a las personas a escapar y que subieran a sus automóviles, dijo González.

“Ves esto en las películas, pero cuando lo vives tú mismo, cuando ves a una persona matando, la sangre en todas partes”, dijo González, “estás en estado de shock”.

Su automóvil todavía está en el estacionamiento de Walmart, el área bloqueada por la policía. Las dos mujeres consiguieron que alguien las llevara a un lugar seguro. González ni siquiera podía pensar en sacar su Jeep del estacionamiento. Ella solo quería escapar. Dos días después del tiroteo, los pensamientos de lo que vio y oyó permanecen en su mente.

La sorpresa en los rostros de las mujeres mayores a las que ayudó, los niños que vio cargando crayones y cuadernos unos 10 minutos antes de que estallaran los disparos.

Y cómo ella se adelantó para ver lo que estaba sucediendo después de escuchar disparos y luego ver al tirador cerca de la entrada principal de la tienda, dijo.

Un niño de edad escolar recibió un disparo en la pierna cerca de la entrada, un hombre sangraba en el piso y otro hombre estaba cubierto de sangre tratando de alcanzar a un niño que estaba cerca, dijo.

González dijo que recuerda haber visto que le dispararon al niño y se pregunta cómo estará. Ella recuerda el rostro de la mujer a la que trató de ayudar a escapar sin éxito: espera que haya logrado salir a salvo, dijo.

Los comentarios están cerrados.